dimecres, 11 de maig de 2016

La Responsabilidad

Cuando eres una niña pequeña y quieres tener un animal de compañía, una mascota, los mayores te ayudan a convencer a tu madre o a tu padre regalándote el argumento de que "tener una mascota te hace más responsable", así que tú lo usas todas las veces que puedes, y más, mientras obtienes un no constante de tus padres. Algunos adultos, pero, parece que olvidan esto de la responsabilidad, aunque tengan o hayan tenido una mascota; y este es el caso de Mariano Rajoy.

Si vas por la calle y tu perro (por poner un ejemplo) muerde a alguien, como ama del perro correrás a pedir perdón a la persona a la que ha mordido el perro (si eres una persona educada, claro), asumiendo la responsabilidad aunque no hayas sido tú quien ha mordido a alguien. Pues bien, más de uno de los "perros" de Mariano Rajoy, esto es, personas por debajo suyo en el organigrama del PP, se han dedicado a realizar mordidas constantes en presupuestos municipales, en contratos y en otras operaciones públicas durante años, pero él parece no tener ninguna intención de asumir ni un poco de responsabilidad.

Hay alguien que pueda creer que Mariano Rajoy, en una organización tan centralizada como es el Partido Popular, no sabía nada? No se dio cuenta de que se había reformado parte de la sede central de su partido en negro? No sabía nada de la financiación ilegal, practicada desde el nacimiento de su partido? Pues parece que no, que no sabía nada de esto ni de los múltiples casos de corrupción en los que su partido está implicado en las distintas comunidades autónomas, tramas incluso interconectadas.

Pese a todo lo que ha salido en los últimos años, Mariano Rajoy no ha asumido su responsabilidad, se escuda en que él no puede estar pendiente de todo. Vamos a ver: por mucho que tú delegues las diferentes tareas a realizar dentro de la organización en distintas áreas y personas, como delegador siempre queda el derecho (y también el deber) de controlar como se lleva a cabo aquello que delegas, y eres el responsable último de la organización frente al público, frente a todo aquel que no pertenece a la organización.

Por lo tanto, y para ver si así Mariano aprende un poco lo que es la responsabilidad, propongo que, durante la campaña, alguien le regale una mascota, un perrito por ejemplo, para él, no para su hijo o su mujer. A ver si así asume algo de responsabilidad por alguna cosa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada